La “jauría de lobos”

Lo ocurrido hoy en la Secretaría de Comunicación (Secom) durante la entrega de documentos adicionales y firmas de respaldo contra el proceso de disolución que se sigue en contra de Fundamedios podría compararse a una jauría de lobos que esperan ansiosos a su presa desde su madriguera, solo que en esta ocasión, no había lobos ni madriguera, tan solo periodistas en cuyas mentes quizás cabía una sola consigna: atacar y hostigar al “enemigo”.

Nos recibieron en manada, armados con sus cámaras y micrófonos, entre golpes y manotazos disfrazados de inocencia y un bombardeo de preguntas absurdas, producto del reciclaje de un discurso oficialista que, de tanta repetición, se volvió cansino.

En lugar de escuchar, interrumpían, en lugar de preguntar, hostigaban con un afán de provocación que podría colmar la paciencia hasta al ser humano más curtido en esta materia. Por ello es que lo grabaron todo, minuto a minuto para ver si con suerte, podían captar algún instante; algún descuido de sensatez y cordura que, sacado de contexto, podría convertirse en el material favorito para alimentar las cadenas de gobierno que, como de costumbre, están llenas de descalificaciones e insultos para justificar lo injustificable.

La rueda de prensa pretendió explicar los detalles de la documentación entregada, entre la que constó las firmas de respaldo de 100 destacados académicos y periodistas que se suman a los 1419 nombres de personas de diversas nacionalidades que han firmado la petición en defensa de la ONG en el portal Change.org. Sin embargo, para ellos, los periodistas de los medios estatales lo más importante era preguntar por la precarización laboral de los periodistas, el financiamiento “obscuro” de Fundamedios y sus supuestas actividades políticas. El resto de periodistas de medios privados, apabullados quizás con el bombardeo incesante de preguntas que no alcanazban a tener respuesta, callaba.

Tras esto, ellos siguieron con el hostigamiento, apuntando las cámaras y los micrófonos y las preguntas que repetían ese discurso . Incluso, una persona que se identificó como periodista, pero que no portaba ni libreta, ni grabadora ni cámara, increpó a nuestro director ejecutivo César Ricaurte y, en actitud provocadora, se puso de frente y cortándole el paso le preguntó qué pruebas tenían contra el gobierno. Como se puede constatar en un video que subió LaRepublica.ec Tras esto, se le pidió que se identificara ya que no parecía periodista, a lo que este respondió que sí lo era y enseguida, tomó un micrófono del medio estatal EcuadorTV. Esta persona junto a un camarógrafo nos siguieron y grabaron durante varios metros después de culminada la rueda de prensa y lejos de la sede de la Secom.

En otra escena, ocurrida a escasos metros, un camarógrafo de un medio estatal le insultaba a un periodista de un medio privado. “Eres un divo” le decía en voz alta, después de que este le reclamara por los empujones propinados con su cámara mientras hacía preguntas durante la rueda de prensa que más parecía a uno de esos partidos de ligas barriales, por los codazos velados que se daban.

La sensación que dejó este episodio fue desconcertante, quizás lo más parecido a un caramelo amargo que se disuelve lentamente y que nos deja más dudas que interrogantes: ¿Qué hace que periodistas se enfrenten a otros periodistas?

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s